Helado de queso fresco

Con esta receta podrás disfrutar de un ligero, suave y refrescante helado de queso fresco hecho en casa. Te explicamos cómo hacerlo con y sin heladera.

Helado de queso fresco

Ingredientes

  • 500 gramos de queso fresco.
  • 250 ml de leche.
  • 200 ml de nata líquida.
  • 200 gramos de azúcar u otro edulcorante.

Preparación

  • Bate el queso (con el líquido), la leche y el azúcar.
  • Monta la nata y añádela a la mezcla anterior. Mezcla hasta conseguir una textura cremosa y sin grumos.
  • Con heladera: Deja enfriar en la nevera al menos 2 horas y mézclalo en tu heladera, de acuerdo con las instrucciones del fabricante, hasta que se congele completamente.
  • Sin heladera: Mete el helado en el congelador. Para que quede cremoso sin heladera deberás sacar el helado del congelador cada 45 minutos y mezclar con las varillas para romper los cristales de hielo. Repite este proceso durante 2 o 3 horas.