Helado de Oreo

Receta del helado de Oreo

¿Quieres tener en tu poder las mejores recetas para hacer un delicioso helado de Oreo? A continuación te ofrecemos diferentes técnicas y métodos para hacer esta delicia para el paladar. Te explicamos paso a paso cómo hacer un helado de Oreo con y sin huevo, con y sin heladera y con y sin Thermomix. Así, ya no tendrás excusa para no hacer tu propio helado de Oreo casero.

Helado de Oreo

Helado de Oreo con heladera

Con esta receta podrás disfrutar de un magnífico helado de Oreo hecho de la forma más tradicional, con huevo y heladera.

Ingredientes

  • 5 yemas de huevo.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 400 ml de nata.
  • 220 ml de leche entera.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 cucharaditas de vainilla.
  • 125 gramos de galletas de Oreo picadas.

Preparación

  • Bate las yemas de huevo con 50 gramos de azúcar, pásalo por un colador y reserva.
  • En un cazo echa el azúcar restante (1/4), la nata, la leche y la sal y calienta a fuego medio. Cuando comience a hervir, baja el fuego e incorpora las yemas batidas sin dejar de remover. Cuece la crema a fuego lento hasta que espese y la masa recubra la parte posterior de una cuchara de madera. No permitas que la mezcla hierva o se cuaje.
  • Vierte en un bol y deja enfriar, remueve ocasionalmente.
  • Añade la vainilla.
  • Mete el helado en la nevera unas 4 horas.
  • Mézclalo en una heladera añadiendo las galletas picadas, de acuerdo con las instrucciones del fabricante, hasta que se congele completamente.

Helado de Oreo sin heladera

Con esta receta podrás disfrutar de un cremoso helado de Oreo aunque no tengas heladera. Utiliza los mismos ingredientes y sigue los mismos pasos, salvo el último, del apartado anterior: Helado de Oreo con heladera. En su lugar, mete la crema en el congelador. Para que quede cremoso sin heladera deberás sacar el helado del congelador cada 45 minutos y mezclar con la batidora para romper los cristales de hielo. Repite este proceso durante 2 o 3 horas. De esta forma conseguirás un helado casero muy cremoso.

Helado de Oreo con Thermomix

Con esta receta podrás disfrutar de un helado de Oreo hecho con Thermomix muy cremoso y fácil de hacer. Te explicamos cómo hacer tu helado de Oreo casero con y sin heladera.

Ingredientes

  • 300 gramos de leche entera.
  • 200 gramos de nata para montar.
  • 4 yemas de huevo.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 1 pizca de sal.
  • 100 gramos de galletas Oreo.
  • 6 galletas Oreo (para decorar).
Receta del helado de Oreo

Preparación

  • Echa los 100 gramos de galletas Oreo y pícalas a velocidad 4 durante 4 segundos. Resérvalas.
  • Introduce en el vaso la leche, la nata, las yemas, el azúcar, la vainilla y la sal y programa 13 minutos a velocidad 3 y temperatura a 90 grados.
  • Vuelve a programar velocidad 2 durante 3 minutos sin temperatura.
  • Añade las galletas Oreo picadas y mézclalas con la ayuda de la espátula.
  • Deja enfriar a fondo, ya sea en la nevera o introduciendo el vaso en un balde de agua con hielo.
  • Vierte el helado en un recipiente hermético y deja enfriar en la nevera.
  • Después, congela en una heladera de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  • Alternativamente, si no tienes heladera puedes meter el helado en el congelador durante 4 horas. Saca el helado cada 40 minutos durante las primeras 4 horas y programa 10 segundos en tu Thermomix a velocidad 6 para romper los cristales de hielo. Vuelve a meter el helado en el congelador para completar la congelación. Después de estas 4 horas, deja el helado en el congelador durante 24 horas más.
  • Saca el helado del congelador 5 minutos antes del consumo y decora con una galleta Oreo.

Helado de Oreo sin huevo

Con esta receta podrás disfrutar de un delicioso helado de Oreo sin huevo. Es muy fácil de hacer.

Ingredientes

  • 500 ml de nata para montar muy fría.
  • 400 ml de leche condensada.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 20 galletas Oreo.
  • 1 pizca de sal.

Preparación

  • Coloca el recipiente y la batidora que vayas a utilizar para batir la nata en el congelador al menos 15 minutos.
  • Vierte la leche condensada en un recipiente aparte. Bate el extracto de vainilla y la sal hasta que se mezclen bien. Reserva.
  • Mete las galletas en una bolsa de plástico, cierra la bolsa quitándole el aire. Tritura las galletas pasándoles por encima un rodillo de amasar.
  • Retira el recipiente y la batidora del congelador. Vierte la nata bien fría y móntala.
  • Añade la mezcla de leche condensada a la nata y bátela bien con la batidora. La textura final debe ser ligera y esponjosa. Añade las galletas y mezcla con cuidado.
  • Vierte el helado en un recipiente y cúbrelo con film. El plástico debe tocar el helado para que no se forme una costra. Congela durante al menos 6 horas. Saca el helado del congelador cada hora durante las primeras 3 horas y mezcla bien.