Helado de menta

Receta del helado de menta

¿Te mueres por un helado de menta? ¡Buenas noticias! A continuación te ofrecemos diferentes técnicas y métodos para que hagas tu propio helado casero de menta. Te explicamos paso a paso cómo hacer esta delicia con y sin huevo, con y sin heladera y con y sin Thermomix. Así, ya no tendrás excusa para no hacer tu propio helado de menta casero. Así que, ¿a qué esperas?

Helado de menta

Helado de menta con heladera

Con esta receta podrás disfrutar de un magnífico helado de menta hecho de la forma más tradicional, con huevo y heladera.

Ingredientes

  • 450 ml de nata.
  • 250 ml de leche.
  • 15 hojas de menta.
  • 6 yemas de huevo.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 1 pizca de sal.
  • 120 gramos de chocolate sin leche.

Preparación

  • Mezcla la nata, la sal y la leche en un cazo. Calienta a fuego lento sin dejar de remover hasta que quede bien mezclado. Retira del fuego.
  • Añade las hojas de menta, tapa el cazo y deja infusionar durante 2 horas.
  • Pasadas las 2 horas, bate las yemas de huevo y el azúcar en otro cazo hasta que la masa resultante sea pálida y espesa.
  • Cuela la leche y la nata y déjalas en el cazo.
  • Agrega las yemas batidas al cazo. Vuelve a encender el fuego y cuece la crema a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese y la masa recubra la parte posterior de una cuchara de madera. No permitas que la mezcla hierva o se cuaje.
  • Vierte en un bol a través de un colador de malla fina y deja enfriar, remueve ocasionalmente.
  • Trocea el chocolate lo más finamente que puedas y reserva.
  • Mézclalo en una heladera, de acuerdo con las instrucciones del fabricante, hasta que se congele completamente. Cuando el helado ya esté casi congelado, añade el chocolate troceado.

Helado de menta sin heladera

Con esta receta podrás disfrutar de un cremoso helado de menta aunque no tengas heladera. Utiliza los mismos ingredientes y sigue los mismos pasos, salvo el último, del apartado anterior: Helado de menta con heladera. En su lugar, mete la crema en el congelador. Para que quede cremoso sin heladera deberás sacar el helado del congelador cada 45 minutos y mezclar con la batidora para romper los cristales de hielo. Repite este proceso durante 2 o 3 horas. De esta forma conseguirás un helado casero muy cremoso.

Helado de menta con Thermomix

Con esta receta podrás disfrutar de un estupendo helado de menta hecho con Thermomix. Te explicamos cómo hacer tu helado de menta casero con y sin heladera.

Ingredientes

  • 100 gramos de chocolate fondant.
  • 300 ml de nata.
  • 240 ml de leche.
  • 4 hojas de menta.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 40 gramos de azúcar invertido.
  • 50 ml de licor de menta o 70 ml infusión de menta concentrada.
  • Colorante verde (opcional).
Receta del helado de menta

Preparación

  • Introduce el chocolate fondant troceado en el vaso y programa 10 segundos a velocidad progresiva 4-8. Reserva el chocolate picado en el congelador.
  • Coloca la mariposa sobre las cuchillas para montar la nata. Ésta debe estar muy fría. Para montar la nata programa velocidad 3 1/2 sin tiempo, tienes que estar pendiente hasta que haya montado. Te darás cuenta porque aparecerán unas rayitas en la nata. Si te pasas de tiempo, la nata se convertirá en mantequilla. Reserva en la nevera.
  • Retira la mariposa y añade la leche y las hojas de menta y mezcla a velocidad 8 durante 20 segundos.
  • Añade el licor de menta o la infusión de menta concentrada y el azúcar y programa 5 minutos a velocidad 2 a 100 grados de temperatura. No tapes el bocal con el cubilete para que pueda evaporarse el alcohol.
  • Pasado este tiempo, permite que infusione durante 15 minutos.
  • Añade el azúcar inverido y el colorante y mezcla 10 segundos a velocidad 3.
  • Deja enfriar a fondo, ya sea en la nevera o introduciendo el vaso en un balde de agua con hielo.
  • Programa velocidad 4 mientras echas la nata poco a poco por el bocal.
  • Después, congela en una heladera de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Cuando el helado esté casi congelado, añade el chocolate picado.
  • Alternativamente, si no tienes heladera puedes meter el helado en el congelador durante 1 hora, sácalo y programa 30 segundos a velocidad 6. Haz esta operación 3 veces más para romper los cristales de hielo y conseguir un helado cremoso. Cuando el helado esté casi congelado, añade el chocolate picado. Hecho esto, deja el helado en el congelador hasta que lo quieras consumir.

Helado de menta sin huevo

Con esta receta podrás disfrutar de un delicioso helado de menta sin huevo. Es muy fácil de hacer.

Ingredientes

  • 360 ml de leche.
  • 250 gramos de azúcar.
  • 720 ml de nata.
  • 1 cuchadita de extracto de vainilla.
  • 20 hojas de menta.
  • 120 gramos de chocolate.

Preparación

  • Mezcla todos los ingredientes excepto el chocolate en un cazo. Calienta a fuego lento sin dejar de remover hasta que quede bien mezclado y esté a punto de hervir. Retira del fuego y tapa. Permite que las hojas de menta infusionen durante 30 minutos.
  • Después, cuela y deja que se enfríe completamente.
  • Tritura el chocolate y reserva.
  • Congela durante al menos 6 horas. Saca el helado del congelador cada hora durante las primeras 3 horas y mezcla bien. La última vez que saques el helado del congelador para mezclar y romper los cristales de hielo, añade el chocolate picado.
  • Si tienes heladera, congela de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Cuando el helado esté casi congelado, añade el chocolate picado.

Helado de menta light

Aunque estés a dieta, puedes seguir disfrutando de los placeres de la vida, así que prueba este helado de menta light.

Ingredientes

  • 480 ml de leche.
  • 240 ml de nata.
  • 20 hojas de menta fresca.
  • 70 gramos de azúcar moreno u otro edulcorante.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 yemas de huevo.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Preparación

  • Mezcla la nata, la sal y la leche en un cazo. Calienta a fuego lento sin dejar de remover hasta que quede bien mezclado. Cuando esté a punto de hervir, retira del fuego.
  • Añade las hojas de menta, tapa el cazo y deja infusionar durante 1 hora.
  • Vierte los lácteos con un colador y deshecha las hojas.
  • Vierte el líquido de nuevo en el cazo.
  • Bate las yemas de huevo y el azúcar en otro cazo hasta que la masa resultante sea pálida y espesa.
  • Agrega las yemas batidas al cazo. Vuelve a encender el fuego y cuece la crema a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese y la masa recubra la parte posterior de una cuchara de madera. No permitas que la mezcla hierva o se cuaje.
  • Vierte en un bol a través de un colador de malla fina y deja enfriar, remueve ocasionalmente.
  • Añade la vainilla y mezcla bien.
  • Mete el helado de menta light en el congelador durante al menos 2 horas. Pasados 30 minutos, saca el helado y bátelo. Repite este proceso 3 veces más.
  • Si tienes heladera, congela de acuerdo con las instrucciones del fabricante.